Un, dos, tres… DecreAcción!

La Red de Decrecimiento de Sevilla toma la calle con DecreAcción, un grupo de personas inquietas que apuestan por hacer de los espacios públicos el escenario de iniciativas sociales donde la participación y las ganas de pasarlo bien sean protagonistas.

Su primera acción, DecreAcción 01: “Ropa Gratis”, busca demostrar que es posible acceder a prendas de vestir sin necesidad de pagar un solo euro y con huella ecológica cero. Como sabemos, la economía basada en el intercambio directo de bienes y servicios está en auge, a través de mercados y monedas sociales, bancos de tiempo y redes de trueque. En esta primera intervención, no nos vamos a conformar con plantear algunas preguntas acerca de nuestros hábitos de consumo, sino que también vamos a dar alternativas reales que faciliten la transición a un consumo consciente a aquellas personas dispuestas a dar el salto.

Para el desarrollo de la acción, partimos de interrogantes como: “¿de verdad necesito tanta ropa?”, “¿cuál es el impacto de la industria textil sobre el medio ambiente?”, “¿cómo me siento ante el hecho de que todos los días, miles de trabajadoras, sean explotadas por grandes firmas para que yo pueda adquirir prendas a precios bajos?” “¿hay otra forma de consumir al alcance de mi bolsillo?”. A partir de ahí, deremos algunas pistas para ejercer un consumo más responsable: desde la ropa ecológica o slow fashion, que utiliza fibras naturales que requieren menor cantidad de productos químicos para su fabricación y asegura unos estándares sociales y medioambientales; al comercio local que, entre otras cosas, reduce las emisiones de CO2 al no requerir transporte; el mercado de segunda mano, con gran presencia en otros países y que poco a poco va calando también en España; prácticas como organizar intercambios con amistades para alargar la vida de las prendas; o el “háztelo tu mismo”(del inglés Do It Yourself) para las manitas más habilidosas, mediante la transformación e incorporación de nuevos elementos a ropa ya confeccionada.

Queremos insistir en el enfoque lúdico que el grupo busca darle a todas sus acciones. La idea es interactuar con otras personas en un clima alegre y distendido, añadiendo un toque creativo si cabe. En esta primera intervención, por ejemplo, montaremos un puesto callejero con prendas donadas por sus dueñas y dueños en perfectas condiciones, a veces incluso sin estrenar, con el fin de que otras personas puedan darle una segunda vida y, por qué no, con un valor añadido, el valor de haber sido queridas por quién las adquirió inicialmente o la historia que puedan llevar consigo. Acompañaremos la actividad de una performance.

Conociendo el contexto del que partimos, sabemos que no es fácil escapar a la tentación de consumir sin freno y lo último que queremos es que ninguna persona se sienta frustrada o culpable. Como hemos dicho, nuestra intención es crear un espacio de reflexión para aquellas personas que aún no se han planteado cómo afectan nuestras opciones de consumo al entorno, y facilitar la tarea a quienes ya tienen la inquietud pero no encuentran la manera. Cambiar la realidad a través de nuestra forma de consumir es más que posible y no tiene por qué implicar ningún sacrificio, al contrario, nos puede llevar a sentirnos muy bien.

IMG_3695

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: